31 de Agosto del 2012
AUTOR
1174 visitas

 

APICE participó en encuentro con especialistas de la OCDE
foto

El Dr. Carlos Akel asistió a una entrevista con expertos que recabaron información acerca del sistema de acreditación de la educación superior en Chile para entregar un informe a las autoridades chilenas. 

El miembro del Directorio y tesorero de APICE Chile, Dr. Carlos Akel, asistió en representación de nuestra agencia a una entrevista con el equipo de expertos de Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que estuvo en Chile con la misión de ayudar a la creación de un nuevo proyecto de ley para regular el sistema de acreditación chileno.

El Ministerio de Educación pidió la colaboración a ese organismo con el fin  de diseñar cambios en la enseñanza superior a nivel de las universidades y las acreditaciones, haciendo un diagnóstico, evaluando y proponiendo soluciones, a través de un informe que debería ser entregado a mediados de septiembre a las autoridades de nuestro país.

 

Reunión

Como parte del diagnóstico, la comisión se entrevistó con distintos actores involucrados en esta materia y fue así como por APICE Chile, el Dr. Akel participó en una reunión de una hora con los especialistas de la OCDE. En ella también estuvieron presentes representantes de otras agencias acreditadoras no solo del ámbito de la salud y la medicina, sino también de la arquitectura y la ingeniería.

“Ellos solamente recabaron información. No opinaron ni hicieron juicio de valor”, explica el Dr. Akel acerca de este interesante encuentro, en el cual hubo especialistas de la OCDE provenientes de Inglaterra, Francia,  Nueva  Zelandia, México y Canadá, quienes efectuaron una ronda de preguntas en el marco de las generalidades del sistema de acreditación de los programas de formación de la educación superior en Chile.

“Concluimos por una parte que todo el proceso de acreditación en nuestro país todavía se encuentra en desarrollo, y en él sin duda hay cosas que faltan como, por ejemplo, estándares de calidad actualizados que sirvan a las agencias acreditadoras como punto de comparación en relación a lo que están evaluando”, explica el Dr. Carlos Akel.

En la ocasión se hicieron preguntas en torno a por qué en primera instancia se determinó la obligatoridad solo para la acreditación de las carreras universitarias de la salud y no para todas ellas, “frente a lo cual las agencias acreditadoras estimaron que eso había que preguntárselo a las autoridades, pero que seguramente respondía a una política de prioridades”, señala el Dr. Akel.

Asimismo, los analistas consultaron acerca de cómo se podrían mejorar los procesos  de acreditación y si se pensaba acaso el aporte internacional (es) podría ser  valioso “y en este último caso, todos nos mostramos de acuerdo con contar con el apoyo y experiencia de otros países”, agrega el tesorero de APICE Chile.

“A mí me quedó la impresión de una comisión bastante hermética y que recabó información para formarse una idea acerca del sistema de acreditación y entregar así su diagnóstico y sugerencias”, dice el Dr. Akel.

Agrega que en este encuentro también hubo comentarios acerca de que en muchos casos lo que se evalúa en un proceso de acreditación son solo los programas y no se dedica mucho tiempo a medir los productos, es decir, a los profesionales que egresan de estos, su desempeño y su calidad.

En este encuentro con los expertos internacionales, el Dr. Carlos Akel destacó que APICE Chile es una agencia muy acotada en su actuar pues solo acredita programas de especialidad médica, pero que sin duda sus socios fundadores son los más idóneos en el país para hacerlo. Al final de la reunión, el director entregó un dossier a los representantes de la OCDE con información acerca de nuestra agencia y su trabajo.

 

Comisión

La delegación de la OCDE estuvo conformada por seis profesionales y fue encabezada por Richard Yelland, jefe de la División de Políticas y Consejos de Aplicación de la Dirección de Educación de la OCDE.

Al término de su visita, en sus primeras recomendaciones este especialista enfatizó en la necesidad de poner más foco en los resultados que en los procesos al hablar de calidad, tener información transparente que pueda ser entendida por todos y centrarse en las necesidades de los estudiantes, las familias y la sociedad más que en la de las instituciones.

En una de sus primeras conclusiones, Yelland señaló que la situación actual del sistema chileno de acreditación de la educación superior debe ser considerada como una oportunidad de mejora y de aunar.