04 de Diciembre del 2012
AUTOR
2264 visitas

 

Dra. Gloria López preside Asocimed

La recertificación de las especialidades médicas destinada  a brindar más seguridad a la población, será el principal foco de trabajo de la nueva directiva de la Asociación de Sociedades Científicas Médicas de Chile, Asocimed, que la especialista encabezará como presidenta hasta mediados de 2014.

 

Al asumir su nueva función, la destacada especialista en Diabetes del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, miembro activo de diversas organizaciones médicas y consultora de la Comisión Nacional de Acreditación, entre otras, afirma que espera que Asocimed se convierta en “la entidad que básicamente proporcione a quienes ya son especialistas, los cursos y las actualizaciones necesarios para que después puedan recertificarse. Este proceso debe originarse en la Sociedades Científicas”.

“Queremos tratar de uniformar y trabajar junto con Conacem en todos los puntos relacionados con la recertificación. Por ejemplo, fomentar la realización de actividades evaluadas en las que participen tanto los médicos que ya son especialistas como los estudiantes que van a serlo. En el fondo, tratar de que haya un consenso sobre los mecanismos que  seguirán las sociedades científicas para programar las actividades que conducirán después a la recertificación”, dice la profesional.

En este sentido, recordó que en Chile las especialidades médicas son ejercidas por quienes se han formado en programas universitarios; por profesionales que han adquirido sus conocimientos en la práctica y han sido certificados por Conacem; por médicos evaluados por una comisión del servicio de salud donde trabajan y que se encuentran en el listado de la Superintendencia de Salud, y por doctores inscritos en Fonasa que ya estaban prestando atenciones  dentro de un área de especialidad médica, sin ser especialista. 

“Y en general en el mundo, la recertificación es el proceso que permite por un lado  demostrar continuidad en el ejercicio de la especialidad y por otro lado, que el profesional está actualizado. Para esto último, se ha ideado un sistema de puntaje que implica cada actividad que un médico hace y entonces, lo que nosotros queremos en Asocimed es poner de acuerdo a todas las sociedades en cómo van a participar en estas actividades destinadas a la recertificación”, explica la Dra. López.

“En definitiva, queremos darle más seguridad a la población de que las personas que la están atendiendo tienen la preparación adecuada”, concluye.

 

Ética y otros

Otro de los focos de trabajo de la nueva directiva de Asocimed es la ética en el trabajo médico, especialmente en relación con la industria farmacéutica y los conflictos de intereses que se puedan presentar.  “Asocimed tiene una declaración de conflictos de intereses y creemos que ese tema tiene que actualizarse, sobre todo por la influencia que tiene la industria farmacéutica sobre los médicos. Acá tenemos una misión importante”, destaca la Dra. Gloria López.

Asimismo, señala que Asocimed quiere acercarse al Ministerio de Salud para analizar en conjunto lo más franca y abiertamente posible, la situación en cuanto a la excelencia en el área médica en que cada sociedad actúa frente a la visión de salud pública de las autoridades y que a juicio de la organización no debe implicar el sacrificio de la calidad.

 

Calidad de la formación de especialistas

En cuanto a la formación de los especialistas, la Dra. Gloria López valora el trabajo de APICE Chile y de Conacem.  “Estamos alineados con ambas instituciones. Con APICE en  cuanto a  la certificación de los programas de especialidad universitarios y con Conacem, que es el que certifica a los especialistas. Queremos ayudar a que todo el proceso siempre sea lo más justo y lo más adecuado posible”, enfatiza.

En este sentido, la presidenta de Asocimed reiteró la necesidad de que todas las universidades que, posean Programas de formación de especialidades médicas, los  sometan a APICE para su certificación: “APICE reproduce el modelo de Conacem, basado en la autorregulación, y en el cual están representadas todas las áreas de las actividad médica en el país. Esto permite una visión amplia de lo que necesita la población  y un profesional para ser especialista, y en cómo debe ser un programa de formación.

La Dra. Gloria López destaca las ventajas del proceso de acreditación: “El aporte de APICE a los programas de especialidad de las universidades es que su evaluación les permite progresar y mejorar en aquellos aspectos que pudieran estar débiles. Quizás es un proceso un poco ingrato para las universidades nuevas  que quisieran tener rápidamente todos o muchos programas acreditados, pero yo creo que todas ellas deben trabajar seriamente y avanzar en forma progresiva para alcanzar los estándares mínimos, y no perseguir que estos se bajen para ser acreditadas”.

En este sentido, afirma entender la preocupación por proveer los especialistas médicos que la sociedad chilena necesita; sin embargo, a su juicio, esto debe ir siempre de la mano de la calidad, porque “el aprendizaje en medicina no es un simple traslado de información sino que el médico tiene que vivir la experiencia y el análisis de la mayor cantidad casos posibles. Eso requiere un proceso de maduración junto con  los conocimientos La adquisición de habilidades y destrezas no puede apurarse. Entonces, debemos ser realistas, modificar lo que  sea necesario pero por ningún motivo sacrificar calidad”, concluye.