04 de Diciembre del 2012
AUTOR
1780 visitas

 

APICE PREPARA LA SOLICITUD DE UN NUEVO PERIODO DE FUNCIONAMIENTO

La agencia Acreditadora de Programas y Centros Formadores de Especialistas Médicos (APICE) fue fundada el año 2008 por iniciativa de la Asociación de Facultades de Medicina de Chile (ASOFAMECH).


Actualmente sus socios son: La Academia de Medicina del Instituto de Chile; La Asociación de Sociedades Científicas de la Medicina (ASOCIMED) y el Colegio Médico de Chile A. G.

APICE es una corporación privada, sin fines de lucro, que forma parte del sistema de agencias acreditadoras creada por la Ley 20.129 “ Del Aseguramiento de la Calidad en la Educación Superior”: La institución principal creada por dicha Ley, tanto normativa como ejecutiva, es la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), la que autoriza el funcionamiento de las agencias acreditadoras por períodos de 7 años. APICE fue autorizada para ejercer sus actividades el 21 de Enero de 2009, plazo que expira en Enero del año próximo.                                                                                        

Esta solicitud de autorización para el próximo período de funcionamiento, de acuerdo al reglamento de agencias de la CNA se presenta a fines de Agosto de 2015.                                                    


Cabe recordar que los programas Universitarios de formación de especialistas cuya acreditación constituye la actividad principal de APICE , se iniciaron en la Universidad de Chile el año 1956, la que fue seguida por las facultades de la Universidad Católica de Chile y la Universidad de Concepción. Desde entonces, estos programas se han multiplicado y extendido a todos los campos de la Medicina. En la práctica , la gran mayoría de los egresados del pregrado siguen tarde o temprano alguno de estos programas por un plazo mínimo de 3 años. En consecuencia, la carrera universitaria de  Medicina significa un esfuerzo académico y económico de al menos una década.

Actualmente, 15 facultades de medicina han solicitado en APICE la acreditación de alguno (s) de sus programas de especialización. En conjunto, las 15 ofrecen 251 programas en 58 especialidades: 29 de ellas son “primarias”, en las que se pueden matricular quienes cuenten con su licenciatura y con el título de Médico Cirujano. Las 29 especialidades restantes son “derivadas”, y constituyen estudios de profundización de 1 a 2 años de acreditación en alguna de las anteriores.

La primera parte de los estudios de medicina es el pregrado que culmina con la licenciatura y la entrega del título de médico-cirujano. De acuerdo a la Ley, esta etapa de la carrera es de acreditación obligatoria. En cambio su segunda parte, el programa de especialización, es de acreditación voluntaria. Esta disposición es poco racional, porque ambas etapas forman parte de la misma carrera y porque el postítulo de especialización es de igual o mayor trascendencia pública y social que el pregrado.

Los cupos de ingreso declarados por las universidades para el total de los 251 programas que  ofrecen, son 1155: De ellos , 971 (84%) corresponden a especialidades primarias y 184 (16%) a especialidades derivadas. Más del 90% de los médicos que ingresan anualmente como alumnos (“residentes”) a los programas de especialidades primarias, son financiados con becas del Ministerio de Salud.

Desde fines del 2009 al 30 de Junio de 2015 APICE ha suscrito 140 convenios para estudiar la acreditación de programas con las facultades de medicina que los ofrecen (140/251=56% del total). Ha emitido 107 dictámenes de acreditación, rechazado 4 y se encuentra estudiando la acreditación de 29 programas más. En resumen, la agencia está cercana a cumplir con la mitad de la tarea que emprendió hace 6 años atrás. Simultáneamente se está iniciando la reacreditación de los programas que están por cumplir el tramo otorgado en la acreditación original.

APICE  es una agencia al servicio de la calidad de la enseñanza de la medicina en las universidades del país. Este es el objetivo común de sus socios, que son instituciones de indudable importancia en la medicina chilena. Ellas están representadas en su  Directorio por médicos que han destacado en el ámbito profesional y académico, tienen plena independencia de juicio y se desempeñan               ad-honorem. En los últimos 7 años, estos directores se han atenido estrictamente a la ley 20.154 y al reglamento de la agencia: en particular, han respetado la independencia de los Consejos Acreditadores y sus dictámenes de acreditación. Esta es sin duda, una excelente oportunidad para agradecerles su valioso y generoso trabajo.